Cuidar tus piezas

Te recomendamos especialmente no utilizarlas al realizar cualquier actividad que pueda provocar el contacto con la humedad o la fricción (es decir, lavarse las manos, dormir y ducharse) para mantener el atractivo brillo y prolongar su vida.

Para más detalles, revisa nuestra página Como cuidar tus piezas.